Bizcocho de yogurt


Esta receta me trae muchos recuerdos. Hacía mucho, mucho tiempo que no hacía un bizcocho, pero hubo una época en la que en mi casa se hacían todos los fines de semana para llevarlos para la aldea. Cómo olía toda la casa a bizcocho recién hecho. Pues este fin de semana reviví todo eso. Que recuerdos más dulces!!!!!

Hace tiempo también,os contaba que ahora que mi abuelita linda no me hace el desayuno, no acababa de encontrar algo que me llenase y me resultase apetitoso a esas horas de la mañana. Claro, 30 años de ricas “sopitas” y de repente… ¿Qué desayuno? ¿zumo? ¿tostadas? ¿galletas?

En fin, que llevaba una buena temporada a base de tostadas con mantequilla, que tampoco está nada mal, pero no era suficiente. Algo fallaba.

Así que un día navegando por la red, me encontré con la receta del bizcocho de yogurt. La verdad es que la receta no me hacía falta, pues me la sé de memoria desde hace años. Así que dije: ¿y si pruebo a hacer uno para los desayunos? A lo mejor encuentro ese “algo” y así fue.

Es muy, muy sencillo de preparar y sale delicioso. Además, siempre entra muy bien con un café o un chocolate, ja ja ja

Ahora desayuno rico bizcocho casero… y como me sienta!!!!!! A mi peso no sé como le sentará, pero desde luego, yo encontré mi desayuno ideal!!!!

Ingredientes:
1 yogurt natural
1 vaso (del yogurt) de aceite de girasol (es más suave que el de oliva)
2 vasos (del yogurt) de azúcar
3 vasos (del yogurt) de harina.
1 sobre de levadura
3 huevos
Ralladura de 1 limón

Lo mezclamos todo bien en un bol, hasta que nos quede una mezcla lisa y sin grumos.

Engrasamos un molde con mantequilla (hay quien lo hace con aceite, pero a mi no me gusta demasiado) y después lo enharinamos bien. Vertemos la mezcla en el molde y lo metemos a 200º en el horno ya precalentado.

Cuando el bizcocho haya subido pero aún esté crudo (más o menos 20 minutos dependiendo del horno) le bajamos la temperatura a 80º-100º y lo dejamos otra media hora o algo más.

Para comprobar que está bien hecho, lo pinchamos con un cuchillo o un palillo. Si nos sale limpio, estará listo.

Lo sacamos del horno, lo dejamos enfríar y lo desmoldamos. Y listo para comer!!!!!

Este tamaño está bien para una merienda de poca gente. Si queréis uno más grande, simplemente dobláis las cantidades y usáis un molde más grande.

FACIL, FACIL!!!!!

Anuncios
de cerillayfogon Publicado en Dulces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s